jueves, 11 de abril de 2019

¿LOS NIÑOS SOLOS AL COLE?


  ¡Qué gran dilema! Supongo que hay opiniones de todo tipo, ya sabéis, para gustos, los colores.


Os voy a contar mi experiencia personal y daros algunas claves que espero os puedan ayudar.

Como muchos ya sabéis, tengo un niño de 7 años, Gabriel. La verdad, no es porque sea su madre, pero es un niño bastante maduro, responsable y cada vez más autónomo. Poco a poco le vamos damos pequeñas tareas que puede realizar sin (aparente) dificultad: vestirse, ducharse, poner la mesa, recoger su cuarto, hacer la cama, ayudarme a recoger el lavavajillas, regar las plantas, tirar la basura y alguna cosilla más. Aún así, para mí, sigue siendo mi niño, y me cuesta verle crecer, pero es ley de vida. 

Tenemos el cole a 5 minutos de casa; hay que cruzar tres calles, poco transitadas, y tienen sus respectivos pasos de cebra, pero aún así, pasan coches, y algunos muy rápido, a pesar, de que la velocidad aconsejada es de 30km. Me levanto cada mañana con la idea de dejarlo en la fila de su clase; ni me planteo que vaya solo de momento, pero la semana pasada me mandaron una noticia hablando sobre este tema y otros muchos más que darían que hablar, pero éste en concreto me ha hecho reflexionar. Decía que en Roma, los niños de 6 años van solos a la escuela con algún amigo y que se manejan muy bien, controlando el tráfico. ¡ El tráfico de Roma ! ¿¿Os lo podéis imaginar??

Bueno,  pues investigando un poco, no es una locura total; depende de algunos factores, como la cercanía del cole, el tráfico, la madurez del niño, la autonomía que tenga, el acompañamiento y para mi, lo más importante,  la confianza que depositemos en ellos para que se sientan seguros. 
Al principio puede ir con una pequeña supervisión, que en mi caso sería cruzar las calles con él y que luego ya siguiera su camino ( 2 minutos ); luego ya no hay peligro, pero aún así, y hablo por lo que a mí me toca, Gabriel todavía no está preparado. 
Le gusta que vaya con él, es nuestro momento especial, repasamos las tablas de multiplicar, o el dictado que le van a poner en clase, o simplemente vamos charlando de cualquier cosa. Así que, en mi caso, la que igual no está preparada soy yo. 

Pero es verdad, que aconsejan que poco a poco les demos más autonomía y me parece bien, o ¿queremos educar a niños con miedo a vivir? De hecho creo que entre los 10 y 12 años, un niño debería ir solo al cole, y si va con algún amigo mucho mejor. Yo ahí, lo tengo fácil, porque donde vivimos, hay varios niños que van al mismo cole, y se podrían juntar para ir. ¡Eso es una suerte!.
Al final, consiste en soltar cuerda y que cada vez sean más autónomos, lo que favorece su maduración y crecimiento personal,  pero hablo en mi caso concreto....Cada uno debe valora sur situación, y no es lo mismo 5 minutos andando, que 20 minutos por ejemplo, que ir en bus o metro, o estar en el centro de una gran ciudad...reconozco que soy afortunada.

De todos modos , mi opinión  es que con 7 años, lo veo demasiado pronto e innecesario, a no ser que vaya con un hermano mayor, sobre el que caerá la responsabilidad. Recuerdo, que empecé a ir sola con 12 años, íbamos un grupo de amigas de la urbanización donde vivía y el trayecto se me hacía muy ameno. Mi marido, que vivía en Palencia , una ciudad agradable, ya iba solo con 10 años, con su vecino y su hermano, y nunca les pasó nada.
Por eso , empecé diciendo...¡Qué gran dilema!. Cada niño , cada familia, cada ciudad, cada pueblo...es un mundo, y nos tenemos que adaptar a lo que tenemos. Por eso , os animo a reflexionar al respecto y que me dejéis los comentarios que queráis, para seguir aprendiendo en este trabajo que tengo, el de ser madre.

Os dejo algún enlace que he leído para que podáis opinar mejor:


¿Qué sería de la vida, sino tuviéramos el valor de intentar algo nuevo? Vicent Van Gogh